5 traductores online que pueden resultarte muy útiles

No existe el traductor online de idiomas perfecto. Al fin y al cabo, los programas no son personas y traducen de forma automática en base a un sistema operativo, sin lugar a la interpretación que aportaría un profesional de la traducción.

Lo más probable es que cometan errores, sobre todo en la construcción de frases, y por ello no recomendamos utilizarlos como una herramienta 100% fiable, pero sí puede resultar una herramienta muy útil para mejorar aspectos como el vocabulario, ortografía o servir de apoyo para utilizar sinónimos y no escribir textos repetitivos.

A continuación os dejamos 5 páginas web cuyos traductores son los que mejor funcionan, en base a las opiniones de usuarios y expertos.

Google Translate

El traductor por excelencia. El servicio gratuito de Google traduce instantáneamente palabras, frases y páginas web del español (o de cualquier otro idioma) a más de 100 idiomas.

Bing Traslator

El gran rival de Google. Se integra perfectamente con las aplicaciones de Microsoft, incluyendo Skype o Word. Tiene además un programa de escritorio (Microsoft Translator) que permite mantener conversaciones grupales entre personas que hablan diferentes idiomas: cualquier palabra que se diga o escriba en un idioma se muestra al resto de participantes en su propia lengua, automáticamente traducido.

Linguee

Es un diccionario multilingüe online, que además es muy útil para contextualizar palabras, ya que aporta ejemplos donde se emplean los términos y facilita la comprensión global de un texto o una palabra dentro de contexto.

WordReference

Es más puramente un diccionario, pero incluye tips de fonética, pronunciación, conjugaciones de los verbos…

Tradukka

Realiza la traducción automática en tiempo real, según se escribe va adaptando la traducción. Además una vez se escribe el texto tiene una opción que permite la escucha.

Desde LLC, os recordamos que este tipo de herramientas pueden ser muy útiles pero en ningún caso sustituyen al aprendizaje clásico del idioma, sino que deben ser utilizadas como método de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *