Curso de español para extranjeros que en Barcelona se sienten como en casa

Emma reconoce enseguida su voz. Le suena demasiado, como si la hubiera escuchado antes. En cuanto se gira, se da cuenta. Es su vecina. Alguna vez han coincidido en el ascensor del edificio pero nunca han hablado demasiado. Lo justo como para saber que ella tampoco es de Barcelona. Entonces piensa que las casualidades existen y que no deja de ser curioso que las dos estén ahora mismo en el hall de la escuela donde va a realizar el curso de español para extranjeros. Emma decide acercarse para saludarla. Su vecina deja de hablar con la secretaria del centro y sonríe. Parece que también le ha hecho ilusión. Las dos se sorprenden de haber coincidido y es entonces cuando se cuentan qué hacen ahí.

Su vecina, Hannah, dejó Alemania hace cinco años. Desde entonces, siempre ha vivido aquí. Además, cuando apenas llevaba unos meses, se enamoró y decidió apostar por el amor. No sabía nada de español así que los comienzos no fueron muy sencillos aunque gracias a su pareja y a los cursos online que iba realizando, enseguida empezó a hablarlo. Sin embargo, ahora le ofrecen un puesto en el que es necesario perfeccionar el idioma así que ha optado por matricularse en el curso de español para extranjeros.

Emma lleva un año en Barcelona pero antes de empezar esta nueva etapa, ya había estado aquí. Sus primos viven en Gràcia y algunos compañeros de la universidad, también se han instalado en la ciudad. A pesar de que no sabía nada de español, eso no fue impedimento a la hora de decidir en qué lugar del mapa se tomaría un año sabático. Emma no lo dudó ni un segundo. De York a Barcelona. Ella, que no es muy partidaria de hacer planes porque prefiere dejarse llevar, ha estado unas semanas pensando si se queda aquí o vuelve a su ciudad. Claro, que, ¿y si ahora su ciudad es Barcelona? Entonces, en ese caso, deberá ponerse las pilas y empezar a hablar español porque a pesar de que lo ha intentado, se le ha ido resistiendo.

Hannah necesita el idioma para no perder esta oportunidad de crecimiento laboral que se le presenta.

Emma, para encontrar la estabilidad que ahora tanto le apetece con el que sería su primer empleo en Barcelona.

Hannah solo habla alemán y reconoce que le cuesta aprender idiomas. Necesita constancia y supervisión.

Emma también habla francés e italiano, porque siempre ha tenido un don para las lenguas. El español es su asignatura pendiente pero solo hasta hoy.

Hannah mira series en español y escucha la radio por las mañanas. Si no responde al teléfono es porque está practicando con los ejercicios de las aplicaciones de español que se descarga a menudo.

Emma prefiere ir al mercado y perderse entre algunas de las expresiones que escucha de la gente.

Hannah es tímida y le cuesta hablar en público pero si se siente a gusto, contagia a los demás con su energía.

Emma es un torbellino. No descansa ni un segundo y le encanta estar rodeada de gente.

Hannah estudiará por las mañanas porque así por las tardes, podrá estar con su pareja y disfrutar de la ciudad.

Emma ha decidido matricularse al horario de tardes, porque destina las mañanas a buscar ofertas de empleo.

Hannah y Emma salen de la escuela juntas. El próximo día volverán para empezar su curso de español para extranjeros, aunque cada una en un grupo distinto, porque las clases se organizan por niveles y edades, a partir de la prueba de nivel que hacen de forma gratuita.

  • Oye, ¿te apetece tomar un café? – pregunta Emma.
  • ¡Por supuesto! – responde Hannah.

Y es que quizá va siendo hora de conocerse un poco más, ahora que saben que tienen algo en común: muchas ganas de estudiar el curso de español para extranjeros. En LLC Idiomas estaremos encantados de ser testigos de esta amistad. Porque seguro que esto es solo el principio.

¿Conoces nuestros cursos de español para extranjero?

  • En ellos estimulamos la conversación, comprensión y la fluidez porque queremos mejorar vuestras habilidades comunicativas.
  • Disponemos de amplia gama de material docente.
  • Método personalizado (profesor-alumno) combinando la metodología tradicional con las nuevas tecnologías.
  • Grupos reducidos (de 4 a 10/12 alumnos), organizados por niveles y edades (promedio 6/8 por clase).
  • Profesorado nativo, titulado y con experiencia.
  • Aulas equipadas con sistema pedagógico interactivo y conexión internet.

Para garantizar que el nivel de idioma de los alumnos en cada grupo del curso de español para extranjeros sea el mismo, es imprescindible realizar una prueba escrita de nivel gratuita y sin compromiso a cualquier hora y día. El resultado de la misma se entregará al finalizar la prueba seguido de una entrevista personal.

Hannah, Emma o tú. Si quieres aprender español o mejorar el nivel, matricúlate en el curso de español para extranjeros de nuestra escuela. Aquí, como en Barcelona, también te sentirás como en casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *