Por qué tu hijo debería estudiar inglés en verano

Las vacaciones estivales están prácticamente a la vuelta de la esquina, y muchos padres se plantean la eterna duda de qué actividades pueden hacer sus hijos para ocupar tanto tiempo libre, y estudiar inglés en verano puede ser una buena opción ¡Te damos unas cuantas razones para hacerlo!.

Salir de casa

Probablemente los padres recuerden los veranos de su infancia disfrutando al aire libre, jugando en las calles y en contacto con la naturaleza… Pero actualmente, nuestros hijos permanecen horas en lugares cerrados, sentados, con escasa luz natural y constantemente viendo la televisión o conectados a dispositivos electrónicos: ordenadores, videoconsolas… y salir de la ciudad es algo más excepcional y esporádico, o jugar en la calle es poco habitual.

Si bien es cierto que durante las vacaciones de verano tienen que descansar y disfrutar, no está de más que dediquen parte del tiempo a determinadas actividades que puedan beneficiarles o ayudarles a ampliar sus conocimientos y experiencias, y hacerlo de forma intensiva hará que no tengan la sensación de estar de nuevo en el cole, sino que lo tomarán como algo ameno y divertido. 

Mantener cierta rutina

Durante el curso escolar todas las actividades suelen ser altamente estructuradas y el verano supone un cambio radical. Es necesario mantener ritmos y rutinas para no perder el tiempo u ocuparlo en cosas que no aporten nada positivo a los niños.

Interactuar con otros niños

Seguramente echarán de menos a sus compañeros del colegio ¡pero estudiar inglés en una escuela o academia también les aportará nuevas amistades!

Estudiar inglés en verano

Es una de las actividades preferidas por los padres para que sus hijos sigan teniendo cierto hábito y rutina de estudio, pero sin impedirles disfrutar del tiempo libre del que disponen en verano.

Si bien es cierto que la opción de aprovechar el verano para viajar al extranjero y mejorar el inglés parece la mejor, hay muchos padres que o bien por la edad de sus hijos, preferencias, o por el presupuesto del que se disponga, valoran otras opciones. Nuestra apuesta es la modalidad intensiva ya que permite mejorar de forma notable el nivel en un corto espacio de tiempo.

En los cursos intensivos de verano en LLC, ¡este año tenemos una novedad! y es que los niños y jóvenes incluirán en el curso unos proyectos interactivos para ir trabajando cada semana en uno diferente para mejorar la parte más crítica y comunicativa del idioma.

En definitiva, el verano abre una nueva ventana de oportunidades, de modo que ¿por qué no aprovechar para que tus hijos mejoren el inglés?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *