Mejorar tu fluidez en inglés: 6 consejos

Hoy compartiremos varios consejos para ayudarte no únicamente a entender el inglés, sino a mejorar la fluidez, algo fundamental para una óptima comunicación. Todo depende de cada persona porque somos diferentes, y la mejora del idioma siempre dependerá de la dedicación y empeño que cada uno decida aplicar.

 

El aprendizaje de un idioma siempre debe ser constante, todos hemos oído eso de “si lo dejas, lo olvidas”, por tanto mantenernos al día y no perder la práctica sería el punto más importante para no perder aptitudes e incluso mejorarlas.

 

Evita traducir: piensa en inglés

 

Al traducir en nuestras mentes cada palabra que queremos decir nos podemos bloquear y perder el hilo de la conversación, cambiarle completamente el sentido a la oración o simplemente quitárselo, ya que lo ideal es comprender de acuerdo al contexto en el que se encuentra la palabra.

Pensar en inglés quizás te parezca una tarea complicada, pero puede ser más fácil de lo que parece y una gran ayuda, aunque no tengas una gran vocabulario tendrás mayor facilidad para construir frases y esto ayudará a mejorar la fluidez.

 

Escuchar

Es fundamental poner atención a las conversaciones de la gente. Escuchando esos sonidos, concentrándonos, no solamente si hablan con nosotros sino cuando hablan entre ellos. Cada persona tiene un acento y una forma diferente de expresarse, lo cual nos ayudará a “hacer el oído” al idioma.

 

Preguntar

No tengamos miedo a pedir que nos repitan una palabra, y si aún así no la entendemos, que nos expliquen a qué se refieren para ayudarnos a contextualizarla. No siempre lo importante es conocer todo el vocabulario sino el contexto en global.

 

¡Hablar!

Parece básico pero es la clave de todo. Si te encuentras en un entorno de personas que hablen inglés, lánzate, no tengas miedo. Y si estás solo… ¿por qué no hablar contigo mismo? Cuando estés en tu casa (o solo en cualquier otro lugar), puedes practicar inglés contigo mismo: trata de decir tus pensamientos en voz alta, lee, cuenta en alto una historia que conozcas… todo ello te ayudará a ganar confianza.

 

Prueba un trabalenguas

Los trabalenguas son series de palabras difíciles de decir rápidamente que te ayudarán a mover correctamente tu boca y lengua, e incluso pueden mejorar tu pronunciación. En esta entrada os dejamos varios ejemplos de trabalenguas para mejorar vuestra pronunciación.

 

Relájate

Aprender un idioma no es un sprint, es una carrera de fondo y no es cosa de un día. Te equivocarás cientos de veces durante el aprendizaje, ¡y no pasa nada!. Sobre todo si te confundes, solo respira profundamente y empieza de nuevo, habla más despacio si tienes que hacerlo. Tómate el tiempo para detenerte y pensar en tu próxima frase.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *